Orígenes de la autogestión (2/3)

De los T-Groups de Lewin a la gestión participativa. La respuesta del Action-Research.

Gestión participativa: Investigación-Acción o Action Research

Una de las críticas sobre los T-Group fue la falta de practicidad en los entornos organizativos. Si bien los individuos desarrollaban fuerte habilidades relacionales, de los grupos de trabajo no se obtenían acciones concretas para la mejora del desempeño del trabajo. Así que los T-Group derivaron en un modelo participativo llamado Action Research o Investigación-Acción desarrollado por Kurt Lewin en Harwood Manufacturing Corporation a través de lo que se conoce como Harwood Research o Experimentos Hardwood que duró desde finales de los años 30 hasta principios de los 60.

La Investigación-Acción se concibió como proceso de indagación emergente aplicado a la resolución de problemas reales en las organizaciones, por lo tanto dotaba de practicidad al trabajo previo de Lewin con los T-Group, sin olvidar el desarrollo de las competencias personales de los miembros de la organización.

La investigación-acción se basa en la presunción que cada organización es única, y que los procesos de cambio tienen que ser diseñados teniendo en cuenta esa “unicidad” y adaptado a la luz de la experiencia continua y el aprendizaje emergente. Incorpora la creencia de Lewin que para que un cambio sea efectivo tiene que suceder en el nivel de grupo, y tiene que ser un proceso de discusión participativa y colaborativa, un debate y experimento que involucre a todas las personas implicadas. Lewin mantenía que la comprensión y el aprendizaje producido por este proceso eran más importantes para los individuos y los grupos afectados que cualquier cambio resultante como tal.

El proceso de Investigación-Acción se basa en las 3 etapas del cambio social de Lewin: Descongelamiento, Movimiento y Recongelamiento, pero se puede definir en los siguientes pasos:

1 Definición del problema:

+ Sensación de insatisfacción más o menos generalizada.

+ Reconocimiento e identificación del área problemática.

+ Definición del problema específico a ser resuelto.

2 Generación de hipótesis:

+ Formulación de hipótesis.

+ Selección de una hipótesis y desarrollo del plan de acción.

3 Implementación de la solución:

+ Ejecución de la acción.

+ Evaluación de los resultados.

4 Aprendizaje:

+ Conclusiones y generalizaciones.

La novedad del proceso de Investigación-Acción es que permite la participación directa de los afectados sobre el análisis y la propuesta de soluciones, lo que los hace protagonistas y promotores del cambio. Además, al articular la dinámica sobre una temática común se facilitará la cohesión entre los individuos y mejorará la capacidad de relación entre ellos.

La gestión participativa fue clave en el desarrollo organizacional ya que promovía el concepto, aún a día de hoy controvertido, de que los grupos de trabajadores deberían formar parte de la toma de decisiones en la organización.

Lewin llegó a demostrar que la gestión participativa era efectiva en diferentes entornos sociales y organizativos, concretamente en la gestión y el cambio de comportamientos de grupo y que promovía beneficios como mejor toma de decisiones, mejora de la cooperación grupal, mejora del rendimiento y el compromiso y reducción de las resistencias al cambio.